Comenta

Comenta
Se produjo un error en este gadget.

14 de julio de 2007

Tolerancia cero, incongruencia total

Ser homosexual no debe de ser fácil, tomando en cuenta la idiosincrasia mexicana y más específicamente la moreliana. Un homosexual, al reconocerse como tal, debe sortear varios obstáculos situados en el lugar donde más fácil debería ser estar: su entorno: familia, amigos, escuela, trabajo, vecindario. Lamentablemente, y en pleno siglo XXI, la discriminación aún es pan de todos los días para muchos que son de diferente raza, religión, estrato social, nivel educativo, facultades físicas, capacidad mental y preferencia sexual, diferencias cuyo referente es, por lo regular, el promedio de la población en un lugar determinado.
Es común que un grupo que históricamente ha sido discriminado, albergue resentimiento y odio hacia aquellos que los excluyeron y vilipendiaron. Ese resentimiento se va acumulando hasta que el discriminado adopta hacia su agresor exactamente la misma actitud excluyente y ofensiva; por ejemplo, barrios negros en Estados Unidos donde un caucásico o hispano no es bien recibido, grupos religiosos que no toleran a gente de cultos distintos, colonias populares donde el rico es considerado enemigo y al fresa se le ve con desprecio, feministas que odian a los hombres y, entre otros, cafés gay donde ser heterosexual es una obscenidad. Y es que, aunque la marginación disminuya, de todos modos queda el complejo, una clásica actitud de víctima enojada.
Para ejemplificar esto, pongamos un caso que para algunas personas quizá resulte anecdótico. A un lugar cuyo concepto siempre ha sido el de café gay, un día llega una pareja heterosexual con la simple finalidad de tomar algo en un lugar tranquilo. Siendo una pareja con una relación sentimental de por medio, el comportamiento es de esperarse: manos entrelazadas, cercanía de rostros mientras hablan, incluso un beso cada en cuado. En la mesa de a lado, dos lesbianas dejan ver su indignación con miradas desaprobatorias, comentarios hirientes e indirectas. Así hasta que una de ellas va y se queja con el dueño del establecimiento por permitir que una pareja como esa esté en un lugar que, se supone, es exclusivo de un tipo de personas en particular. Para evitar altercados y debido a la incomodidad de la situación, la pareja heterosexual decide ir directamente a la caja y pagar su cuenta a fin de salir de ahí lo antes posible. Mientras caminan hacia la salida, ya no sólo son las personas quienes se habían quejado, ahora todos los clientes del lugar murmuran y les lanzan miradas inquisidoras mientras el dueño del local explica a la quejosa que mientras se respete al lugar y a los demás clientes, no importa la preferencia sexual de las personas.
Es verdad que la marginación sigue existiendo pero la pregunta es: ¿dónde termina la marginación y empieza la automarginación? Y es que alguien que se sabe vulnerable o ha sido excluido, al final adopta exactamente la misma postura: para no ser discriminado, discrimina primero; para no ser ofendido, es el que lanza la primera piedra. También es verdad que se ha avanzado mucho a pesar de vivir en una sociedad que en algunos aspectos puede llegar a ser extremadamente conservadora pero no hay que retroceder, no hay que avanzar un paso adelante y dar dos hacia atrás. También es cierto que no todos los homosexuales actúan de manera tan retrógrada pero, lamentablemente, una minoría puede entorpecer los pasos de la mayoría.
Alguna vez leí en una revista un artículo sobre el clóset, la autora llegaba a la conclusión de que salir del clóset no es meterse a un bar gay y ahí besar a la pareja, por que a final de cuentas ese es otro clóset, sólo que colectivo; salir del clóset tampoco es ver con desprecio a quien no está en el ambiente, mucho menos lo es discriminar a quien tiene una inclinación heterosexual. Salir del clóset es, creo, reconocerse sin dejar de reconocer a los otros, es tener la suficiente madurez para ser y dejar ser con total y plena libertad. Qué bueno sería que cualquier pareja pudiera llegar a cualquier establecimiento y demostrar su mutuo afecto sin que nadie fuera a quejarse con el dueño, sin que nadie se molestara.
Finalmente, la automarginación para excluir a los otros no es la solución, hay que ser congruente y no defender nada más lo que nos conviene (“viva la diferencia, pero sólo la mía por que la tuya está mal”). No basta dar y exigir tolerancia, la tolerancia es una miga de pan que se le da al pordiosero, hay que dar y ganarse el respeto, la aceptación y la inclusión as que como ciudadanos tenemos derecho. Vaya, considero que ya va siendo la hora de madurar como sociedad y como individuos porque esa el la única manera de salir del rezago cultural al que la ignorancia y los prejuicios nos han condenado.

12 de julio de 2007

Diapositivas


1. Llamada fugitiva

Las cortinas se abren y al otro lado sólo hay un teléfono antiguo sonando a mitad de la calle. Salgo para verlo de cerca pero, apenas siente mis pasos, emprende la huida sin dejar de sonar.

Dos minutos después, una mujer se me acerca por el rumbo opuesto al del teléfono. Jadeante, me pregunta si he visto una llamada que parezca perdida; puesto que odio los jadeos, de la manera más cortante posible (ella es linda) le respondo que no. Al escuchar mi respuesta, la mujer rompe en llanto. A veces, las llamadas perdidas duelen.

2. Llanto fortuito

La misma mujer, una vez superada la pérdida de la llamada y su consiguiente estado depresivo, va a un mercado negro. Mientras regatea por una calza para la mesa, escucha un timbre telefónico. Lo busca, lo encuentra y levanta el auricular. Su semblante se nubla, llora a cántaros. Hay llamadas que, una vez perdidas, más valdría no encontrar.

3. En un bazar

Un vendedor de cachivaches, al ver cómo llora una mujer, solícito le extiende un pañuelo floreado, ella lo usa y él se lo pide de vuelta. No es compasivo ni filántropo, mucho menos caballeroso; es un buen comerciante que sabe cómo adquirir mercancía exótica.

Para que sus inútiles y feas cosas puedan ser compradas por gente con más poder adquisitivo, decide mudarse de vecindario y ponerle a su local el mote de “galería”.

4. Relativamente

Un hombre, asiduo visitante de las galerías, ha comprado un pañuelo exótico y un teléfono antiguo que nunca deja de sonar. Al primero lo coloca en una vitrina y al segundo en un pedestal en la sala de su casa. Ha sido seriamente advertido por el anticuario sobre la naturaleza de ambos objetos y atendiendo a ello, contrata una mucama cuya única labor será cuidar los dos artículos. No está loco, sus millones ya lo ubican en la categoría de excéntrico.

5. La mano que cuida las cosas

Una mujer dedicada al servicio doméstico, es enjuiciada por daños en propiedad ajena. Su argumento: quemó el pañuelo y destrozó el teléfono antiguo a martillazos porque el primero le recordó el llanto y el segundo revivió en su memoria el sentimiento por el cual lloró. Al final, es llevada de vacaciones a una casa de huéspedes donde habitan personas de ideas peculiares.

6. Pacto

En casa, mi esposa manda pero es justa. Nuestros hijos y yo tenemos prohibido cualquier contacto vía telefónica dentro y fuera del hogar; además, cuando nos resfriamos sólo podemos utilizar papel periódico para sonarnos la nariz. A cambio de eso, podemos darle pamba cada vez que jadea. La nariz se nos irrita hasta sangrar y el contacto con la demás gente es algo complicado pero no quiero que vuelva a la casa de huéspedes donde, dicen, se llora mucho.

9 de julio de 2007

Bridging The Gap, de Nas

Estimado y norteado ciberlector, aquí le dejo la letra de esta canción de Nas, del disco Streets Disciple (2004). La razón para considerar esta canción y recomendarla: en ella hay un encuentro (por fin) entre el padre y uno de sus hijos: blues y rap, respectivamente. Cabe señalar, para quien no la haya escuchado, que para el sampleo se utilizó una de las canciones más célebres del blues: Mannish boy, del gran Muddy Waters. Lea la letra y procure escuchar la canción, no se arrepentirá.

[Nas talking]

"The light is there."

[Intro: Olu Dara singing]

See I come from Mississippi

I was young and runnin' wild

Ended up in New York City, where I had my first child

I named the boy Nasir, all the boys call him Nas

I told him as a youngster, he'll be the greatest man alive

[Verse 1: Nas]

Let's go!... Hey-Hey-Hey-Hey --

Tribrary of these rap skits, styles I mastered

Many brothers snatched it up and tried to match it

But I'm still number one, everyday real

Speak what I want, I don't care what y'all feel

'Cause I'm my own master, my Pop told me be your own boss

Keep integrity at every cost, and his home was Natchez Mississippi

Did it like Miles and Dizzy, now we gettin' busy

Bridging The Gap from the blues, to jazz, to rap

The history of music on this track

Born in the game, discovered my father's music

Like Prince searchin' through boxes of Purple Rain

But my Minneapolis was The Bridge, home of the Superkids

Some are well-known, some doin' bids

I mighta ended up on the wrong side of the tracks

If Pops wouldn't've pulled me back an said yo

[Olu Dara singing]

Greatest man alive (Nas: Yeah, turn it up!)

Gre-Gre-Gre-Gre-Greatest man alive!

[Verse 2: Nas]

The blues came from gospel, gospel from blues

Slaves are harmonizin' them ah's and ooh's

Old school, new school, know school rules

All these years I been voicin' my blues

I'm a artist from the start, Hip-Hop guided my heart

Graffiti on the wall, coulda ended in Spoffard, juvenile delinquent

But Pops gave me the right type'a tools to think with

Books to read, like X and stuff

Download MP3's

'Cause the schools said the kids had dyslexia

In art class I was a compulsive sketcher of

Teachers in my homeroom, I drew pix to mess them up

'Cause none'a them would like my style

Read more books than the curriculum profile

Said, "Mr. Jones please come get your child

'Cause he's writin' mad poems and his verses are wild"

[Olu Dara singing]

Greatest man ? The great-greatest man alive

[Verse 3: Nas]

Hey-Hey-Hey -- My Poppa was not a Rollin' Stone

He been around the world blowin' his horn, still he came home

Then he got grown, changed his name to Olu

Come on, tell 'em 'bout the places you gone to

[Olu Dara singing]

I been to Saudi Arabia, Mozambique

Madagascar, Paris, Greece

The Middle Africa is where we lived

Better known as Queenbridge

[Nas]

Nas, Nas you don't stop

Olu Dara in the house, you don't stop

Muddy Waters' Howling Wolf you don't stop

From the Blues to Street Hop you don't stop

Tell 'em Pop

[Outro: Olu Dara singing / Nas adlibbing]

See I come from Mississippi (Let 'em know)

I was young and runnin' wild (Runnin' wild)

Ended up in New York City (Yeah!)

Where I had my first child (That's me)

I named the boy Nasir (Yeah, Daddy!)

All the boys call him Nas (Luh ya, boy)

I told him as a youngster

He'll be the greatest man alive (You the greatest, Pop)

Greatest man alive (You the greatest, Pop)

Gre-Gre-Gre-Gre-Greatest man alive!

Rest In Peace Ray Charles

To know you is to love you, del maestrazo: B.B. King

To know you is to love you
But to know me is not that way, you see
'Cause you made me so happy
That my love for you grows endlessly

When I'm down and feeling sad
You always comfort me
When I'm down and feeling sad
You always comfort me

Baby, to know you is to love you
You smile when I see your face
'Cause there ain't no one on this earth
Baby, could ever, ever take your place

When I'm down and feeling sad
You always comfort me
When I'm down and feeling sad
You always comfort me
Oh to know you is to love you
Is to see you being free as the wind
'Cause the power of your loving
Is too strong to hold within

To know you is to love you
To see you blowing free in the breeze
The power of your loving
I never found a woman like you
That could be my lover
And my best friend

I know you and I think I love you
I know you and I think I love you
I know you and can't you feel our love
Just growing, growing, growing
Growing, growing, growing

Hey, I know you and I think I love you
I know you and I think I love you
I know you and can't you feel our love
Just growing, growing, growing
Growing, growing, doggone it, baby

I know you and I think I love you
I know you and I think I love you
I know you and can't you feel our love
Just growing, growing, growing
Growing, growing, hey doggone it, baby

I know you and I think I love you
I know you and I think I love you
And I think you love me, too
Mm baby, I know you

Desde el 12 de marzo de 2009, eres el visitante número...

Clan Amaral

Clan Amaral
Blasón del Clan Amaral