Comenta

Comenta
Se produjo un error en este gadget.

7 de julio de 2007

Apunte mientras intercambio miradas con una mujer guapa.



Un ente femenino, al saberse observado con atracción o gusto, de inmediato puede tener una de dos posibles reacciones: la primera, reafirmar su entidad femenina hasta convertirla en identidad y ser la más mujer de las mujeres no importando si el susodicho ente tiene quince o sesenta años de edad. De esta reacción derivan otras subreacciones: la coquetería, la altivez, la fatalle sensualidad, la lúbrica concupiscencia (que llega a respirarse diez metros a la redonda), la risueña inocencia siempre susceptible y deseosa de ser pervertida, o bien, la extrema auto confianza que pone a la indiferencia como factor de tentación para los valientes y temerarios que decidan pasar al siguiente nivel: un “casual” pero tendencioso intercambio de palabras que encubre toda una variedad de pensamientos impuros.

La segunda posible reacción es la inseguridad, el saberse vulnerable y desprotegida. De esta sensación pueden derivarse diversos comportamientos: la negación de que casi cualquier mujer puede ser objeto de deseo, la irritación por ser asumida como algo­ bello (y digo “algo” en el sentido antifeminista de la cosificación), la recalcitrante torpeza oral, mental o locomotriz que es capaz de desvanecer el encanto de cualquier persona; y por último, hasta donde puede verse, el alarde de otras cualidades: el ancho y longitud de la lengua, la flexibilidad del seño, el amplio conocimiento de señas obscenas y un bastísimo acervo de palabras altisonantes y ofensivas.

El tipo de reacciones enunciadas en el párrafo anterior, por lo regular tiene su base en dos características principales: un alarmante déficit de autoestima y seguridad, o la plena conciencia del mal aspecto físico y no agraciadas facciones.

Por último, cabe señalar que con las mujeres las reglas de oro no existen así que siempre es probable una tercera y paradójica reacción: la total ausencia de reacción como “producto” de no percatarse de que está siendo observada. Es cuando más vale ser audaz y arrojado e ir directamente a la boca del lobo.

Desde el 12 de marzo de 2009, eres el visitante número...

Clan Amaral

Clan Amaral
Blasón del Clan Amaral